Home / 1603 Atima

1603 Atima

Ubicación geográfica Geográficamente, Atima está ubicado en la confluencia de una serie de poblados de tradición indígena, entre los que se encuentran sus vecinos próximos:

Al Norte: Santiago de Posta.

Al Este: Llamala, Viejo Celilac.

Al Oeste: Quesailica.

Al sur: Lempira, de donde procedió la descendencia de las primeras familias que habitaron el poblado.

Antecedentes históricos del municipio Con solo pronunciar el vocablo “Atima” surgen inquietudes diversas acerca del origen y características de este extraordinario rincón de Honduras, donde se encuentra un cúmulo de prácticas culturales que establece un cordón umbilical entre los pueblos pre-mayas (lencas) y una población que se resiste a abandonar por completo su cultura originaria, a pesar de la aculturación que le ha llevado inevitablemente la modernización.

En las inmediaciones de las extraordinarias cuevas del Pencaligüe, en cuyas entrañas se introducen las aguas del río San José, que recorre el municipio de oeste a este, se encuentra un pequeño poblado que ejerce las funciones de cabecera municipal. Ahí convergen los pobladores del municipio y de lugares circunvecinos, quienes se interrelacionan a través de la compra-venta de productos que se generan en sus fértiles montañas, las celebraciones y ritos religiosos, encuentros deportivos y otros eventos culturales en los que los habitantes de las aldeas exponen una vasta producción artesanal desarrollada a partir del bayal, el tule, el barro, el mezcal, las maderas preciosas, el maíz y sus múltiplos derivados. Sobresalen entre ellos los músicos y sus instrumentos (marimbas, guitarras y maracas) elaborados por ellos mismos, comidas típicas, bebidas tradicionales en proceso de extinción: ponches, pinol, chilate, frescos naturales, y una incontable variable de productos naturales utilizados como medicamentos, para nutrirse y resolver sus problemas de enfermedad.

Dentro del contexto de la constitución histórica de Honduras, el pueblo de Atima sobresale por sus características culturales, propias de etnia lenca. Estas, además de diferenciarlo culturalmente de otros municipios del departamento de Santa Bárbara, lo convierten en un reducto cultural que contribuye a la constitución de Honduras como un país pluricultural.

Atima que según los pobladores significa “lugar donde se bebe agua”- colinda al norte con el municipio de San Luis, al sur con el departamento de Lempira (La Unión y La Iguala), al oeste con el municipio de Naranjito y al este con los municipios de Nueva Celilac y San Nicolás.

Extensión Territorial

Cuenta con una extensión territorial de 203.44 km2, con una elevación promedio de 650 metros sobre el nivel del mar.

Nuestro municipio tiene áreas planas y áreas quebradas.

Cerros

  • Cerro El Calichal
  • Cerro El Pacayal
  • Cerro Pencaligüe
  • Cerro Cola de Mico
  • Cerro El Panal
  • Cerro La Lima (que es el más alto, con una elevación de 1,152 msnm) y;
  • El Cerro de Berlín. Su extensión territorial fue modificada el año de 1893, cuando fue creado el departamento de Cortés.

En el Municipio ser puede degustar de un clima fresco debido a la gran vegetación sobresaliendo los bosques de Pino y Roble.

En el municipio se pueden observar diferentes tipos de animales, como Venados, Chanchos de Monte, Pisotes, Cusucos, Lepasiles, Gatos de Monte, etc.

En el 85.1% de los hogares algún miembro trabaja la tierra por cuenta propia; de este total, el 88.9% de estos miembros que trabaja la tierra oscila entre uno y dos por vivienda. • Sólo el 71.1% de los hogares dedicados a la agricultura posee tierra propia totalmente pagada, 1.4% la está pagando, 21.1% la alquila y un 4.0% trabaja en tierra prestada.

El municipio de Atima cuenta con una población de 14,987 habitantes, distribuidos en la cabecera municipal, 30 aldeas, ocho barrios y cinco caseríos. Del total de habitantes, 7,344 son mujeres y 7,643 son hombres. Existe un promedio de cinco personas por vivienda y una densidad poblacional de 73.7 habitantes por kilómetro cuadrado.  La población menor o igual a 18 años es de 50.7% del total, lo que muestra una población relativamente joven que en los próximos años estará presionando por nuevas fuentes de trabajos y servicios públicos, entre otros aspectos.

En el municipio de Atima solo existe un centro de salud con médico (CESAMO), que se ubica en el casco urbano. A este centro de salud se le denomina “CESAMO Atima” y cuenta con dos médicos, una médico general y una odontóloga; además, permanecen tres auxiliares de enfermería, un promotor de salud, una licenciada en enfermería y una colectora. Se brinda asistencia a un promedio de 40 personas diarias.

En algunas épocas del año se cuenta con el apoyo de médicos cubanos que vienen a realizar su año social.

Además existen dos centros de salud rural (CESAR) en las comunidades de Berlín y Lagunitas, los cuales son visitados por los habitantes de comunidades vecinas.

Nuestro municipio también es beneficiado con dos brigadas médicas norteamericanas por año, a las cuales acuden las personas de todo el municipio.

Enfermedades Comunes

Entre las enfermedades de mayor incidencia en la población están las infecciones respiratorias agudas (IRA), dengue clásico, diarreas, enfermedades de la piel, alcoholismo y otras comunes como la gripe.

Servicios Básicos

El 100% de la población recibe el servicio de agua: un 69.1% es a través de acueducto, un 18.7% mediante manguera y un 12.2% con llave pública o pozo.

La cobertura en disposición de excretas es del 69.3%, distribuidos en servicio de alcantarillado.

La infraestructura existente del sistema educativo del municipio está conformada por 39 centros preescolares: cuatro oficiales, dos pertenecientes al Programa Hondureño de Educación Comunitaria (PROHECO) y 33 Centros Comunitarios de Educación Prebasica (Ccepreb). A nivel de primaria existen 35 escuelas: 24 oficiales y 11 PROHECO. Hay dos institutos de educación secundaria, los cuales se encuentran en el casco urbano (uno oficial y otro privado). También cabe mencionar el Instituto Hondureño de Educación por Radio (IHER), que ha facilitado la educación a jóvenes y adultos de nuestro municipio, brindando las modalidades de Ciclo Común y Bachillerato en Ciencias y Letras.

Vías de Comunicación

El poblado de Atima se encuentra a una distancia de 49 kilómetros de la ciudad de Santa Bárbara; 22 son de carretera pavimentada, los que corresponden al trayecto entre Santa Bárbara y San Nicolás, los restantes 27 kilómetros son de tierra, transitables todo el año.

Solo una comunidad se encuentra a la orilla de la carretera primaria de Atima, que conduce a San Nicolás, y la mayoría de las comunidades tienen carreteras secundarias como vías de acceso, excepto el caserío de La Mica, cuyo acceso es a través de camino de penetración.

Las condiciones actuales de la mayoría de las vías son regulares; tres en buenas condiciones y 11 están en malas condiciones, en vista que tienen muy poco mantenimiento y las lluvias del invierno las deterioran rápidamente por su mala conformación.

En el anexo 2 se detallan las distancias que hay de la cabecera municipal a cada una de las comunidades, así como el tipo de vía y el estado actual en que se encuentra, donde puede observarse que la mayoría de las comunidades están alejadas de la cabecera municipal: 24 de ellas entre los 10 y 19 km de distancia y solo 19 están a menos de 10 km.

Electricidad

A pesar de su tamaño en población y territorio, el municipio de Atima ha logrado la electrificación de 15 aldeas, un caserío y seis barrios. Sin embargo, todavía hay 15 comunidades, cuatro caseríos y dos barrios que aún no cuentan con este servicio.

Hay que considerar que de las 21 comunidades que no tienen electricidad, incluyendo barrios y caseríos, 17 ya cuentan con el estudio de proyectos de electrificación.

Telefonía y Correos

La Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) tiene presencia en el municipio brindando los servicios de telefonía, con una cobertura de este servicio en cinco barrios del casco urbano: El Centro, Barrio Abajo, Barrio Arriba, Barrio Norte y Barrio de Jesús.

Actualmente se ha instalado el servicio de Internet, pero son muy pocas las personas que tienen acceso al mismo, por falta de conocimiento sobre su uso y la baja capacidad financiera para disponer del servicio.

Con relación al servicio de telefonía celular, el municipio posee una cobertura total en todas las comunidades, principalmente por parte de la empresa Tigo.

Instituciones Presentes en el Municipio

Presencia institucional en el municipio En el municipio de Atima tienen presencia directamente 19 instituciones; además, es apoyado por la Embajada de Japón y la Cooperación Española, USAID y JICA, a través de los cuales se apoya el fortalecimiento institucional municipal en proyectos de infraestructura.

Por otro lado, la municipalidad forma parte de la mancomunidad MUNASBAR, que está conformada por seis municipios: San Nicolás, Atima, El Níspero, La Arada, San Vicente y Nuevo Celilac. A inicios del mes de noviembre de 2010, la municipalidad también pasó a formar parte la Mancomunidad de Puca, con sede en el departamento de Lempira. Entre las instituciones que brindan cooperación en el municipio tenemos:

  • FHIS: Brinda apoyo financiero para la construcción de obras de infraestructura comunales.
  • Plan Honduras: Aporta y prioriza proyectos en distintas aldeas, sobre todo en el área de educación, salud y apadrinamiento de niños.
  • PROHECO: Programa encargado de promover el mejoramiento de la cobertura de la educación en comunidades rurales.
  • PRALEBAH: Este programa es de apoyo al montaje de centros de alfabetización para disminuir el analfabetismo en el municipio. Atima posee una variedad de organizaciones comunitarias, 19 tipos de organizaciones; de las cuales, los patronatos son la base organizativa comunitaria más importante, por su involucramiento en procesos de desarrollo local, y funcionan como uno de los enlaces más cercanos con la comunidad, así como en las distintas instituciones de desarrollo que operan en el municipio.
  • Las organizaciones más comunes son: patronatos, juntas de agua, comités de iglesia católica y evangélica, sociedad de padres de familia por cada centro educativo, equipos de fútbol, grupos campesinos, junta local de productores de café, comité de pro electrificación, consejos de maestro, comité de Ucos, lencas.

La mayor actividad productiva del municipio se encuentra en el sector del café, ya que es considerado como el municipio que más produce el grano en el departamento de Santa Bárbara.

La madera también forma parte del patrimonio del municipio, siguiéndole por su orden el sector agrícola, que está relacionado con la producción de maíz, frijoles, hortalizas y miel de abeja en algunas comunidades. Seguidamente, el sector de servicios profesionales y comercio.

En el municipio de Atima también existe una variedad de productores individuales dedicados a la elaboración de calzado, piñatas, artesanías en madera, entre otros.

En sus cercanías existen verdaderas riquezas naturales con un gran potencial turístico, como la pared de piedra de unos trescientos metros de altura frente al cerro “El Calichal”. El conjunto de cuevas conocidas como las “Cuevas de Pencaligue”.

Otro de sus atractivos es que el río San José de Atima, desaparece abruptamente a través de un agujero, en el sitio denominado “El Embocadero” y va a reventar 1,8 km más abajo en su curso subterráneo en el lugar denominado “El Desembocadero”.

El sitio es mencionando en algunos libros como “En la órbita del final” y “El profundo mundo paralelo” donde el escritor Licenciado Germán Alfaro, desarrolla una de sus tramas de ciencia ficción. “Crónicas y sueños” de Licenciado Adalid Martínez.

Cronología del desarrollo

  • En 1877, Atima obtiene la categoría del municipio.
  • El primer alcalde que tuvo el municipio fue el Sr. Asunción Mateo, originario de la ciudad de Gracias, departamento de Lempira, y como síndico municipal fungió el Sr. Juan José Muñoz, originario de Atima.
  • En 1885 se instaló el primer teléfono. En esta oficina también se recibía la correspondencia, ya que no existía oficina postal.
  • En 1890, el español Juan Goselín construyó y donó una campana para la iglesia católica y otra para el Palacio Municipal.
  • En 1896 se inició la construcción del primer templo católico.
  • En 1896 se inauguraron las clases en la escuela de la localidad (escuela de varones).
  • En 1897 se abrió la escuela de niñas.
  • En 1934 fue construido el Palacio Municipal.
  • EN 1935 llegó a este lugar la Santa Misión, colocando la cruz del perdón en una colina llamada El Portillo.
  • En 1936, el Sr. Salvador Flores, originario del municipio de Guarita, Lempira, con la ayuda del Sr. Macario Cardona, construyó cuatro telares que fueron instalados en la casa que hoy es la sede del Palacio Municipal, constituyendo un patrimonio de adelanto industrial de aquella época. Ahí fabricaban telas, toallas, sábanas y hamacas.
  • En 1940 fue construida la iglesia católica (edificio actual) por el alcalde municipal, el Sr. Luis Paz. • En 1945 se instaló la Gerencia Postal.
  • En 1950 fue traída a este municipio la primera planta eléctrica por el agricultor y comerciante Wenceslao Arriaga.
  • De 1954 a 1962, los jóvenes Wenceslao y Marco Tulio Arriaga Rivera aprendieron a pilotear avionetas, construyeron un campo de aterrizaje y compraron dos avionetas con las que brindaban el servicio de transporte de personas a diferentes partes del país.

En 1973 se construyó el edificio de la escuela Francisco Morazán, se construyó la carretera que une al municipio con Santa Bárbara e ingresa el primer carro a la cabecera municipal.

  • En 1976 se construyó el centro de salud.
  • En 1984 se construyó el salón parroquial.
  • En 1985 se construyó el centro comunal.
  • En 1988 se construyeron las oficinas de Recursos Naturales y Ambiente.
  • En 1989 se edificaron las nuevas oficinas del Telégrafo, Juzgado de Paz y Registro de las Personas.
  • En 1992 se instaló el servicio de energía eléctrica.
  • En 1997 se construyó el Parque Central.
  • En 1998 se construyó la segunda etapa del proyecto de agua potable.
  • En el año 2000 se edificó la clínica materna.
  • En 2001 se construyó el edificio municipal y se inició la primera etapa del alcantarillado para aguas negras.
  • En 2003 se inició la primera etapa de pavimentación de las calles.
  • En 2004 se organizó y creó una sala de conocimientos e Internet.
  • En 2005 se realizó el primer Encuentro del Atimeño Ausente.
  • En 2006 llegó el servicio telefónico fijo.
  • En 2007 llegó el servicio telefónico móvil.