Home / 1625 San Vicente Centenario

1625 San Vicente Centenario

Ubicación geográfica El municipio de San Vicente Centenario se ubica al noroeste del departamento de Santa Bárbara, al margen izquierdo del río Ulúa.

Presenta los siguientes límites:

  • Al norte con el municipio de San Nicolás.
  • Al sur con el municipio de Arada.
  • Al este con el municipio de Santa Bárbara y Arada.
  •  Al oeste con el municipio de Arada y San Nicolás.

Antecedentes históricos del municipio Históricamente sabemos que allá por los años de 1684 y 1685, la provincia de Comayagua se componía de siete partidos, siendo uno de ellos el partido de Tencoa, que llegó a ser una de las poblaciones más importantes de la época pre-colonial. Sin embargo, fue destruida por una inundación del río Ulúa en el año de 1815. Los sobrevivientes de esta catástrofe, unos se pasaron a formar parte del caserío que hoy es la ciudad de Santa Bárbara, fundada en junio de 1825, y otros se dirigieron al oeste, en busca de buenas tierras que les dieran seguridad y tranquilidad, lugar al que llamaron Los Limones, por la abundancia de este cítrico.

Siendo una comisaría en el año de 1888, el poblado de Los Limones pretendía obtener su terreno para luego erigirse como municipio. Gracias a la iniciativa de Don Martín Pineda, Alcalde Auxiliar, gestionó ante el Gobierno de Ponciano Leiva la legalidad del terreno de Los Limones, y el título de estas tierras aún existe. Las tierras entonces pertenecían al ya extinguido municipio de Macholoa.

Los Limones se fortaleció también con la llegada de pobladores del extinguido pueblo indígena de Macholoa, quienes eran sobrevivientes de la epidemia del cólera, que años antes había azotado la región.

Los primeros pobladores de la aldea Los Limones fueron: Nazaria Cantarero, originaria del departamento de Lempira; Horacio García, del departamento de Ocotepeque; Juan José Alvarado, de Lempira; Martín López, Cecilio López, Carlos López, Eusebio López de Piraera, Lempira; también se incluye a Teodoro Alvarado, Vicente Godínez, Anastasio Dubón, Catalino Díaz, Tomasa Alemán y Petrona Alemán. De Tencoa, Rogelio Amaya; de Macholoa llegaron los señores Teodoro Briones, Pedro Ramos y Beltrán Ramos López.

Con el devenir del tiempo, el sacerdote de San Nicolás, Rafael Oseguera, obsequió a esta comisaría, ya convertida en aldea, la imagen del santo patrón San Vicente de Ferrer. Es a partir de esa época en que deja de llamarse Los Limones y pasa a llamarse San Vicente.

En el año de 1921 se le agrega el título Centenario, pues en ese momento se estaban haciendo los trámites para elevarlo a la categoría de municipio y como todos los documentos llevaban impresa la frase “El Centenario de la Independencia”, a raíz de celebrarse el primer centenario de independencia de España, fue por eso que le agregaron Centenario, por lo que en definitiva quedó San Vicente Centenario.

Siendo una aldea del municipio de San Nicolás, se rebeló contra estas autoridades y optó por pasar a formar parte del municipio de Santa Bárbara. Reunido un grupo de habitantes con ideas progresistas elevaron una petición al Supremo Gobierno, al mando del General Rafael López Gutiérrez, solicitándole la creación del municipio. Firmaron la solicitud las siguientes personas: Catalino Díaz, Teodoro Alvarado, Crescencio Mejía, Eugenio Dubón, Perfecto Corea y Vicente Alvarado.

El 18 de enero 1922 se creó el municipio de San Vicente Centenario, según aparece en el acuerdo del Poder Ejecutivo, que literalmente dice: Tegucigalpa D.C., 18 de enero de 1922, vista solicitud presentada por el Sr. Catalino Díaz, Alcalde Auxiliar de la aldea de San Vicente, jurisdicción del  municipio de San Nicolás, Depto. Santa Bárbara, el 29 de septiembre, contraída a pedir que la mencionada aldea sea elevada a la categoría de municipio con el nombre de San Vicente Centenario, fundamentándose que posee todos los requisitos que exige la ley.

El acta de inauguración de este municipio se levantó el 15 de abril de 1922 y literalmente dice:

Salón Consistorial de San Vicente Centenario

Quince de abril de mil novecientos veintidós.

Sesión inaugural de esta fecha.

Presidió el señor Gobernador de Círculo Don Melitón Leiva, con asistencia de los señores Don Teodoro Alvarado, Adolfo Amaya y Crescencio Mejía, electos Alcalde Municipal, regidor primero y síndico municipal, respectivamente, vecindario general e infrascrito secretario.

Se declaró solemnemente inaugurado el nuevo municipio conforme acta que dice:

“En la sala consistorial de San Vicente Centenario, quince de abril de mil novecientos veintidós.

Ante mí, Melitón Leiva, Alcalde Municipal de la ciudad de Santa Bárbara. Siendo este día y hora señalado para dar posesión a los miembros que compondrán al nuevo municipio según Acuerdo Supremo Nº 1145, de la fecha dieciocho de enero del presente año.

Estando presente los señores Don Teodoro Alvarado, Adolfo Amaya y Crescencio Mejía, electos Alcalde Municipal, regidor primero y síndico municipal, respectivamente, habiendo exhibido sus credenciales y puestos de pie prestaron su promesa constitucional en esta forma: “Prometo ser fiel a la República, cumplir su Constitución y las leyes”.

Entrando en ejercicios de sus funciones, quedando solemnemente inaugurado el nuevo municipio de San Vicente Centenario. Con lo cual se dio por terminada esta diligencia, firmando para constancia ante el infrascrito secretario.

Melitón Leiva

Teodoro Alvarado

Adolfo Amaya

Crescencio Mejía

  1. Escoto Srio

Se hace constar que la presente acta es copia fiel del Libro de Actas que el señor Alcalde Municipal lleva el corriente año y folio dos y tres.

Se levantó la sesión firmando para constancia.

Significado de su Nombre

Lleva su nombre en honor a San Vicente y Centenario porque un año antes nuestro país tenía cien años de independencia. (El primer nombre fue San Vicente de Los Limones).

Ediles

Dagoberto Licona Cortes

Comunidades

Era una aldea del Municipio de Santa Bárbara, hasta que el 18 de enero de 1922 se creó el municipio, constituido no obstante por una única aldea.

Extensión Territorial (inicial y actual)

Posee una extensión territorial de 41.5 kilómetros cuadrados, cuenta con 14 barrios y 3 caseríos y la distancia al departamento es de 8 km; el tiempo para llegar desde la cabecera departamental es de 20 minutos, ya que la condición que presenta la carretera es pavimento en buen estado.

El clima predominante es el tropical y el comportamiento de las estaciones es verano, invierno y primavera.

La topografía de este municipio es comentada y admirada por las personas que nos visitan, pues realmente la situación del terreno es quebrado, pedregoso y abrupto; en los barrios como El Tanque, Godínez y El Chichipate se pueden apreciar grandes rocas que obstaculizan el paso de personas, vehículos y hasta de animales con carga. Todo el suelo de estos barrios es roca.

Los principales ríos que tenemos son Ulúa, Macholoa y Aguagua. El río Ulúa corre de sur a norte, por la parte occidental del valle de Tencoa.

Los ríos Macholoa y Aguagua son importantes tanto por formar parte de la historia de nuestro municipio y como importantes fuentes de irrigación de los terrenos donde se realizan los cultivos.

Este municipio carece de fuentes abundantes de reserva natural, su territorio es poco y la destrucción de sus reservas ha sido permanente, sin que las autoridades hagan algo.

En los sectores donde hay áreas cultivables, se plantan tomates, chiles y otras verduras, con las cuales abastecen varios municipios cercanos y la cabecera departamental.

Muchas plantas medicinales se cultivan en los solares de las casas, como jengibre  y otras variedades.

Aunque la Topografía del Municipio es accidentada, sin embargo, siendo un suelo árido y rocoso, esto no es obstáculo para el trabajo laborioso de nuestros habitantes, que lo hacen producir verduras y frutas, que son llevadas a la cabecera departamental y municipios cercanos por las denominadas “canasteras”.

En el 46.5% de las familias algún miembro trabaja la tierra por cuenta propia.

Solo el 25% de las familias que la trabajan poseen tierra propia totalmente pagada, un 74.2% trabaja la tierra alquilada o prestada.

El municipio de San Vicente cuenta con una población de 3,129 habitantes, distribuidos en 14 barrios y tres caseríos.

En total, 1,591 son mujeres y 1,538 son hombres; existe un promedio de 4 personas por vivienda y la densidad poblacional es de 75.37 habitantes por km2.

La población menor o igual a 18 años es de 43.8% del total, lo que muestra una población relativamente joven, que en los próximos años estará presionando por nuevas fuentes de trabajo y nuevos servicios públicos, entre otros aspectos.

Existe un centro de salud llamado José María Leiva Vivas, con un personal de enfermería y médico permanente para atender a la población del casco urbano y los caseríos más cercanos, como Agua Blanca, Agua Tibia y Macholoa. También contamos con una clínica odontológica llamada Dr. Francisco Dubón Paz, atendida por un médico especialista en odontología.

Enfermedades Más Comunes

Las enfermedades de mayor incidencia en el municipio son las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA), el dengue clásico, diarreas, enfermedades en la piel, alcoholismo y otras comunes como la presión, gastritis, dolor de cabeza, etc.

Agua Potable

El 100% de la población recibe agua, del cual el 93.5% la recibe a través de acueducto, un 2.7% mediante manguera y un 13.7% mediante llave pública o pozo. En algunos barrios, aun teniendo agua a través de acueducto, les gusta el agua de pozo. El agua que recibe la población no es para consumo humano, en vista del nivel de contaminación y a que no recibe ningún tipo de tratamiento.

Alcantarillado

En el municipio existe una gran cobertura del servicio de alcantarillado; el 68.54% de las viviendas tiene servicio de alcantarillado y el 13.94 de la población posee letrinas. Por lo tanto, existe un 82.5 de las viviendas con disposición adecuada de excretas

En el municipio existe un Centro de Educación Básica llamado Francisco Morazán, que incluye desde primero a noveno grado; un jardín de niños en el barrio El Centro y otro en El Cascajal (Cepenf), un kínder Proheco en El Llanón y en El Tanque una escuela de primero a tercer grado, llamada Dagoberto Licona Cortés.

También hay un kínder financiado por la municipalidad en el caserío El Caulotillo, llamado Luz y Esperanza. En el municipio hay grupos organizados para impartir clases a personas sin acceso a educación, mediante el Programa Educatodos, con los facilitadores Sergio Gonzalo Licona y Blanca Luisa Moreno Cortés, que son incentivados por la municipalidad y Pralebah. Además, contamos con una biblioteca pública llamada Caminos del Saber, para facilitar las investigaciones a las niñas, niños y jóvenes.

Vías de Comunicación

San Vicente Centenario se encuentra a 8 km de la cabecera departamental de Santa Bárbara; cuenta con una carretera pavimentada que conduce desde Santa Bárbara hacia Arada y San Nicolás. Todos los barrios y caseríos del municipio están comunicados con la cabecera municipal, y en cuanto a lo vial todas sus calles se encuentran en regular y buen estado, con un 70% de calles pavimentadas.

Algunos barrios cuentan con caminos de penetración; las distancias que existen entre la cabecera municipal y sus barrios es la siguiente: desde el centro del municipio al barrio Godínez y El Tanque, un kilómetro y medio de distancia; del centro al barrio La Pesa y El Chichipate, 250 metros; del centro al barrio Llano de la Palma, La Tejera y El Cascajal, un kilómetro; del centro al barrio La Peñona y El Cutuco, kilómetro y medio de distancia; del centro al barrio San Pablo y El Llanón, 750 metros de distancia; del centro al barrio La Escuela, medio kilómetro. Desde el centro al caserío de Agua Tibia, 3.5 kilómetros de distancia; desde el centro al caserío de Agua Blanca, 2 kilómetros; del centro al caserío El Caulotillo, 4 kilómetros (para mayor detalle ver anexo 3).

Electricidad

En nuestro municipio existen 5 kilómetros de líneas de conducción primaria y un promedio de 40 kilómetros de líneas secundarias; también hay 15 transformadores, incluyendo el de El Caulotillo y Agua blanca. Los 14 barrios y los dos caseríos tienen el servicio de energía eléctrica. También existe una línea de interconexión de energía para la aldea de Ceibita Sur y la ciudad de Santa Bárbara.

Telefonía y Correos

Desde el año 2005 se tiene una comunicación con todas partes del mundo a través de los celulares, pues la empresa Celtel ha difundido la venta de estos aparatos, y la señal en este municipio es excelente.

En el municipio no existe telefonía de Hondutel, solo existe el servicio de teléfono fijo por parte de la compañía Tigo y también teléfono celular móvil de Tigo, Claro y Digicel. Entre otros, existe el servicio de Honducor (Correos de Honduras).

Presencia Institucional en el Municipio

El municipio cuenta con instituciones que aportan solidaridad a través de ayudas a las familias, a fin de resolver cualquier problema, ya sea económico o social (ver anexo 11).

El listado de organizaciones por sector es el siguiente:

Educación: Plan en Honduras, Proyecto de Educación Comunitaria (Proheco), Programa de Alfabetización y Educación Básica de Jóvenes y Adultos (Pralebah), Programa Mundial de Alimentos (PMA), ADASAN, Educatodos, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Ambiental: UMA (Unidad Municipal Ambiental).

Desarrollo productivo: Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI-ETEA).

Gobernabilidad y transparencia: Munasbar, Programa Comisionado de los Derechos Humanos, Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Salud: Comité de Salud.

Justicia: Oficina de Juzgado de Paz y Registro Nacional de las personas.

La mayoría de estas instituciones no tienen presencia directa en el municipio, sino que atienden sus servicios a través de técnicos con sede en Santa Bárbara.

La mayoría de los habitantes del municipio son de escasos recursos económicos y se dedican a trabajar la tierra, cultivando maíz, frijol y hortalizas, que son la base alimenticia para su autoconsumo y en menor medida para la venta.

Producción En el municipio de San Vicente, con relación a la producción agropecuaria, los principales cultivos son: maíz, frijol, arroz, yuca, chile, ayote, tomate, camote, rábano, plátano, etc. Además, se produce leche y sus derivados, como queso, mantequilla y requesón (en el anexo 5 se muestran los principales productos y sus rendimientos promedios). Como en el resto del país el maíz y el frijol es la base alimenticia para subsistir, es algo de analizar que siendo este suelo tan pedregoso es aquí donde se produce la mayor cantidad de verduras que consume la ciudad de Santa Bárbara y los municipios más cercanos.

Características sociales La población de San Vicente Centenario es catalogada por los visitantes como muy laboriosa, y otros dicen que somos “los salvadoreños” de Santa Bárbara.

La vida económica de San Vicente se inicia a las cuatro de la madrugada, cuando los molinos para hacer la masa de las tortillas comienzan a encenderse, para luego “amarrar” la comida que llevará ese trabajador al predio de cultivo.

Las relaciones sociales entre los pobladores son de cordialidad; se muestra compañerismo y amistad entre los vecinos, brindándoles así a los visitantes una acogedora impresión de amabilidad y respeto, ya que el municipio es solo casco urbano y tres caseríos.

Los niños y niñas y jóvenes se organizan en grupos para realizar eventos culturales que entretengan a la ciudadanía en general.

Las personas adultas tienen por costumbre visitar el parque, cuando se realizan los eventos culturales que los menores preparan para entretener a las personas que viven y visitan este pintoresco municipio.

Tradiciones

Una de las tradiciones de la población es la celebración de las fiestas patronales, del 1 al 6 de abril de cada año, en las cuales se realizan diferentes actividades, como la misa en honor a San Vicente, la coronación de la Reina de la Feria Patronal y la Reina Infantil, juegos tradicionales, coronación del Rey Feo y otros.

También se celebra la Semana Santa, donde se celebran rituales propios de la creencia católica. Los jóvenes se desplazan a los ríos y balnearios de esta misma localidad para pasarla con sus amigos y familiares que los visitan.

En el mes de diciembre se festejan las fiestas en honor al nacimiento de Jesús. En esta época se reúnen las familias para decorar su casa con luces, el árbol de Navidad y el nacimiento de niño Dios, y para el día festivo se elabora todo tipo de comida, como pavo horneado, variedad en pan, tamales y otros, para compartir con familiares y personas que los visitan.

Costumbres

Son algunas de las costumbres de nuestro municipio:

  • Para el día de los santos difuntos, la gente visita el cementerio y hace repiques de campana, en honor a los muertos.
  • El jueves y viernes santo, las personas se ausentan de sus trabajos; la gente se dedica a elaborar comida a base de pescado y bañar en los balnearios cercanos.
  • Cuando una persona está de cumpleaños, a las cuatro de la madrugada se le despierta con música y cohetes.
  • Los días 3, 4, 7 y 8 de diciembre se hacen chimeneas en honor a la Virgen de Santa Bárbara.
  • Cuando muere una persona, en la noche de la velación se reparte comida, bebida y se juega naipe.
  • Cuando se destaza una res, se exhibe en el poste público, como un aviso.

Comidas y Bebidas Típicas del Municipio:

  • El pinol: Se hace de maíz blanco.
  • El té: Se prepara con zacate té, se hierve y se le echa dulce.
  • La mistela: Se hace con canela, jengibre, clavos de castilla, Coca Cola y aguardiente.
  • Atol de elote: Se hace con elote, leche, canela y azúcar al gusto.
  • Los ticucos: Se preparan con masa, frijoles y huevo, para luego envolverlos en tusa.
  • Pipián: Se prepara con habichuelas, harina de maíz blanco, se le agregan condimentos.

Religión

Las principales religiones que existen en el municipio son la católica, que es la  predominante, y la evangélica en segunda escala.