Home / Honduras en la Historia / Diciembre / Lunes, 04 Diciembre 1972 Segundo Gobierno de López Arellano

Lunes, 04 Diciembre 1972 Segundo Gobierno de López Arellano

Español

El 4 de Diciembre de 1972 el Gral. López Arellano volvió nuevamente a dar un golpe de estado, esta vez al Dr. Ramón Ernesto Cruz. En este segundo periodo de López Arellano, el régimen  a su mío una línea reformista, afirmando su divorcio de los partidos tradicionales. Pero al escoger sus colaboradores los escogió de los partidos políticos. Una de las primeras medidas urgentes que tomo se halla contenida en el Decreto-Ley No. 8 que fue destinado a contener las invasiones campesinas a las tierras nacionales, ejidales y de propiedad privada. También fue creado el INFOP Instituto de Formación Profesional, emitido por Decreto No. 10. Esta institución está encargada de mejorar la mano de obra de los trabajadores en beneficio de las empresas. Un paso muy importante en esta línea reformista fue el Plan Nacional de Desarrollo, cuyos lineamientos generales fueron dados a conocer en 1974. En ese tiempo, el gobierno de Arellano comienza a tomar conciencia sobre lo que está ocurriendo en el país. Honduras presenta uno de los niveles más bajos de ingresos, alto grado de desigualdad social, analfabetismo, desnutrición, alta tasa de mortalidad infantil, deficientes servicios del estado entre otros problemas que tenemos hoy en día. También existían problemas con respecto a las importaciones y exportaciones. Exportábamos muy pocos Productos agrícolas y la mano de obra tiene muy baja productividad. Esto tiene relación con la mala distribución de tierras en las áreas surales de nuestro país. La agricultura tampoco se podía desarrollar porque se necesitaban carreteras, medios de trasporte y lugares de almacenamiento adecuados para los cultivos. La destrucción de los bosques era tremenda, porque no había control sobre las industrias forestales. Esos y otros problemas de esa época, continúan siendo una grave amenaza a la economía y la sociedad de nuestro país. Luego de exponer anteriormente e la cruda realidad que vivía nuestro país en ese tiempo, el gobierno se propuso alcanzar los siguientes objetivos. Asegurar que la población tenga un nivel de ingresos adecuados, que puedan satisfacer sus necesidades vitales; disminuir los niveles de desempleo y sub-empleo; Mejorar la cálida de vida de las personas en las áreas rurales; Mejorar los medios de producción y la producción equitativa de los ingresos; Racionalizar la explotación de los recursos minerales; Modernizar la industria nacional; Lograr que el país reciba más beneficios de exportación; Fortalecer  el plan contempló la necesidad de distribuir 600 mil hectáreas entre 120 mil familias campesinas, organizadas en 1200 empresas productivas, para lo cual se emitió, el 30 de diciembre de 1974, la Ley de Reforma Agraria. En cuanto a la política forestal, fue creada la Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal COHDEFOR, según decreto No. 103 de 10 de enero de 1974. Fue creada para aprovechar los recursos naturales y para la protección y seguridad del bosque y economía del país frente al mercado nacional. El objetivo a largo plazo del Plan consistía en la ampliación del mercado interno, en beneficio de los capitalistas del sector empresarial agro-industrial. El objetivo a corto plazo era la paralización de las luchas campesinas, que de continuar desarrollándose podrían desembocar en una rebelión de alcances imprevisibles. En resumen, los cambios en conjunto se orientaron a favorecer el desarrollo de un capitalismo dependiente, mediante transformaciones en el campo, que no afectaran intereses extranjeros y fortalecieran el sector agro-industrial, fuerza económica que estaba detrás de tales cambios. Grupos económicos tradicionales, contrarios a todo que hacer modernizante, expresaron su inconformidad ante las medidas reformistas del gobierno. Uno de estos grupos, la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos FENAGH fueron los que más problemas causaron, y ellos alegaban que el gobierno no había estudiado bien las soluciones que habían sido planteadas para resolver los problemas en el agro. La Crisis del Banano En 1974, las empresas bananeras, particularmente la Standard Frut Company, pusieron a prueba su intocabilidad y los mecanismos de poder. El 18 de abril el gobierno emitió un Decreto No. 112 que elevaba el impuesto por caja de 40 libras exportada de Honduras. Dicho impuesto equivalía a 50 centavos de dólar por cada caja exportada. La reacción de la Standard no se hizo esperar: en lo interno procedió a reducir sus exportaciones y a destruir 100 mil cajas de banano por semana. En lo externo, movilizo a los más altos ejecutivos de la subsidiaria de la Standard, con el propósito de persuadir al gobernante y dejar sin efecto la medida, o al menos reducir dicho impuesto, que fue lo que ocurrió. En el 79, alcanzo la cantidad de un Lempira por cada caja exportada. Soborno Bananero El “Wall Street Journal” y la Bolsa del Gobierno de EE. UU acusó formalmente a la United Brand de no informarles sobre al acuerdo alcanzado con Honduras en cuanto al pago de un soborno de 2.5 millones de dólares a cambio de rebajar el impuesto a la exportación de bananos. El periódico también dijo que se le había entregado 1 millón 250 mil dólares a un alto funcionario del gobierno hondureño, por medio de una cuenta bancaria en Suiza. El presidente de la United Brand estaba siendo investigado por su presunto suicidio y se le denomina el responsable de efectuar el soborno. El jefe de estado Arellano, nombró una Comisión Investigadora para determinar la falsedad o la veracidad de la denuncia. La comisión indirectamente acusó a López Arellano diciendo que todos los funcionarios habían entregado el material requerido para la investigación menos López Arellano. Al día siguiente, López Arellano fue destituido de su cargo como Jefe de Estado Fuerzas Armadas dio una explicación escrita donde justificada la medida tomada y declaraba como Jefe de Estado al Gral. Juan Alberto Melgar Castro.

Fuente:http://www.monografias.com/trabajos57/presidentes-hondurase declara culpable al Ministro de Economía del Gral. López, Abraham Bennaton Ramos, y dejo serias dudas sobre López Arellano. Abraham Bennaton fue recluido en la penitenciaría Central, y quedo libre luego de para como fianza 1650 lempiras.

Check Also

Lunes, 10 Diciembre 1849 Gestiones Diplomáticas de Felipe Jáuregui

Publicación Vista: 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *