Biosfera Guanaja

Su encanto natural es impresionante, muy merecido fue que Colon la llamara Isla de Los Pinos, que gracias a la previsión todavía hoy posee grandes extensiones de coníferas en sus tierras, lo que le da un toque especial y a la vez diferente del resto de islas del archipiélago de las Islas de La Bahía.

Guanaja, es una edénica isla del Mar Caribe hondureño que posee mucha belleza natural y gran importancia ecológica, histórica y cultural.

Fue en Guanaja que Cristóbal Colón desembarcó en 1502, durante su cuarto y último viaje de expedición a América, y que originó posteriores expediciones a las demás islas aledañas y de Honduras en general. Guanaja se ubica a 70 kilómetros de tierra firme partiendo de Trujillo y tan solo a 12 de la isla de Roatán, como todo este archipiélago, está rodeada del considerado segundo arrecife coralino más grande del mundo. De las tres islas mayores que conforman el archipiélago y departamento hondureño de Islas de la Bahía, Guanaja es la segunda en tamaño, con una superficie territorial de un poco superior a los 50 kilómetros cuadrados. Varios cayos forman parte de su jurisdicción, de ellos el que más destaca es Cayo Bonnaca, también llamado simplemente “El Cayo”.

La isla no cuenta con calles, tampoco hay carreteras, así que la movilización aquí se hace a pie, en bicicleta, o en bote, por lo que sí cuenta con un puerto marítimo, así como varios atracaderos particulares, también dispone de un pequeño aeropuerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *